Un grupo de arqueólogos que llevaban años buscando la Iglesia de los Apóstoles, afirmaron haberla encontrado.

Sábado, 10 Agosto 2019 10:02 Escrito por  Publicado en Cultura y Entretenimiento

De acuerdo con un comunicado del Centro para el Estudio del Judaísmo Antiguo y los Orígenes Cristianos (CSAJCO), la excavación fue realizada por el Instituto Kinneret de Arqueología Galileana en el Kinneret College, dirigido por el Prof. Mordechai Aviam en colaboración con el Prof. R. Steven Notley con el CSAJCO y el Nyack College en Nueva York.-

“La Iglesia de los Apóstoles, como hemos comenzado a llamarla, y que fue construida sobre la casa de Pedro y Andrés, debe haber sido una estructura magnífica”, manifestó R. Steven Notley, profesor del Nuevo Testamento en el Nyack College.

Asimismo, aseveró que los arqueólogos han estado excavando el sitio durante cuatro años y necesitarán otro más para culminar la excavación de los restos de la iglesia. “Tomará otra temporada descubrirlo por completo”, dijo. “En su camino, pasó por un lugar llamado Betsaida donde vio una basílica construida sobre la casa de Pedro y Andrés”, expresa el comunicado del CSAJCO.

Por el momento, solo se han excavado las habitaciones del sur de la iglesia. Precisamente, el hallazgo se dio durante la cuarta temporada de excavaciones arqueológicas, en el que participaron estudiantes de las instituciones mencionadas, así como también voluntarios.

El grupo desenterró un piso de mosaico, lo que para el profesor significaba una “prueba clara de que la iglesia estaba aquí en la era bizantina”. En ese sentido, los excavadores identificaron el descubrimiento como la Iglesia de los Apóstoles, la cual fue visitada por un obispo bávaro llamado Willibald en 725 E.C, y quien describió que viajó por el Mar de Galilea visitando Tiberíades, Magdala, Capernaum y Kursi.

“La iglesia pertenecía a un complejo del monasterio. Tenía pisos de mosaico ornamentado, algunos de los cuales están bien conservados. Se encontró un fragmento de la pantalla de mármol del presbiterio, decorado con una corona de flores, así como teselas de vidrio doradas en oro que pertenecían a un mosaico de pared. Estos elementos decorativos dan testimonio de una iglesia grande y magnífica”, dijeron.

Según el sitio web de los investigadores, “los resultados indican que hay muchas casas enterradas bajo la erosión del delta del río Jordán”, puesto que este año, los excavadores demostraron que una antigua aldea judía se había extendido en un área muy grande.

Asimismo, encontraron los restos de una casa privada de la época romana a 100 metros del área principal de excavación. ”Los hallazgos de la casa que datan del siglo I al III incluyeron cerámica, monedas, pesas de red de pesca y un horno de cocción. Se realizó un estudio geofísico en las cercanías utilizando sensores electromagnéticos operados en el suelo y desde un avión no tripulado por Terralog Innovation Company. (Aciprensa)

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.