FALLECIO EL P. VICTOR AMARTINO

Correo electrónico Imprimir PDF
Share

ENORME TRISTEZA en la feligresía católica de la ciudad a medida que comienza a conocerse la infausta noticia. El Padre Victor, salesiano a quien durante muchos años llamamos cariñosamente Dypi y luego Tribilin, ese hombre paciente y amoroso, compañero fiel y sabio consejero de todos quienes tuvimos oportunidad de conocerlo, falleció ayer en el Noviciado Salesiano de Alta Gracia a los 88 años, según confirmó el Hermano Pedro (SDB) de la Parroquia San Cayetano del Barrio El Frutillar. Allí lo habían trasladado por su fragilidad de salud. ENTREVISTA EN "RETRATOS", PROGAMA RADIAL DEL LIBRO DEL MISMO NOMBRE, (*) EN ELABORACIÓN Y AÚN INEDITO.

Era la imagen que esperaba la gente de un sacerdote y en especial de un sacerdote Salesiano. Tuvimos oportunidad de conocerlo y compartir mucho con él, confesor de todos los integrantes de la familia, del propio Obispo Monseño Ruben O. Frassia quien siempre lo consideró un futuro santo y que acompañamps y pronosticamos que recorrerá ese camino por su fidelidad y compromiso.-

Lo entrevistamos poco antes de su traslado a Villa Regina primero y Córdoba -Alta Gracia- después, ya que tenía una riquísima historia de lucha, dificultades, de problemas graves de salud pero también de férrea voluntad, inquebantable compromiso y FE en el Señor que merecía conocerse, para el programa radial que hicimos en FM 107.3 que mereciera un Santa Clara de Asis. Programa radial del mismo nombre que el Libro: "RETRATOS" aún inédito y de nuestra autoría.-

VICTOR  AMARTINO (SDB) pinceladas de su historia personal:
A quien entrevistamos una tarde de otoño típico de nuestro medio y luego de ir a buscarlo a su casita ya que no se confiaba mucho en manejar el por entonces ya viejo Renault 12 blanco.-
- R: ¿ Qué tal Victor ? bienvenido y muchas gracias....
- VA: Buenas tardes Roberto, no me esperaba que me hicieras una entrevista.....

- R: Ja, ja.. lo que pasa es que si te pongo sobreaviso me vas a decir que tenés algo que hacer que no podés demorar... pero fijáte que cuando dije el Padre Victor Amartino estoy seguro que muchísima gente se está sonriendo con cariño, recordándose bien de vos por alguna circunstancia y alegrándose que estés aquí con nosotros, porque vos también formaste parte, hiciste un trocito de la historia pero como no hay nada mejor que empezar por el principio............ ¿ donde nació Victor Amartino ?
- VA: Yo nací en la provincia de Buenos Aires en la localidad de Baradero, en la zona del Paraná y hasta mis diez u once años, vivíamos en la chacra de mi padre llamado Huberto y como en mi pueblito había escuela sólo hasta cuarto grado, al terminar, mi padre quiso que siguieramos estudiando....

- R: ¿ Tenías hermanos Victor ?
- VA: Sí, éramos tres hermanos, todos varones pero el del medio falleció muy chiquito con ocho años y el mayor falleció después cuando yo estaba en el noviciado a los 24 años...

- R: ¿ Cómo se llamaba tu mamá y cómo recordás que eran tus padres ?
- VA: Yo nací en 1925 así que imagináte cómo eran las familias de la época, con un ritmo absolutamente distinto, sencillos, de campo, trabajadores desde el alba hasta la noche y mi mamá se llamaba Virginia. Mi papá era un hombre de carácter muy afable, preocupado de la familia...

- R: Parecido a vos....
- VA: Ja, Ja, no sé... y mi mamá con una descendencia suiza y criolla (mi abuelo era Savoi) era mujer de hogar, muy hacendosa, hacía todas las comidas desde el pan, quesos, manteca, dulces, hasta las tortas porque en aquella época nadie compraba nada de esas cosas o comidas ¿ no ? y como yo era el más chico y regalón, te imaginás..... además fui el que se quedó más tiempo en casa porque mi hermano mayor se fue a estudiar... a mi me gustaban mucho los quesitos caseros o el dulce de leche que hacía. Teníamos bastantes animales y hacíamos mucho ordeñe que las más de las veces no podíamos vender porque estábamos lejos...

- R: Tu papá tenía hermanos... ¿ y tu mamá también ?
- VA: Si, y el contacto era muy fluído. Después de la muerte de mi hermano, quienes ocuparon ese lugar fueron mis primos. Cuando voy a Baradero que generalmente lo hago todos los años, voy a la casa de mi prima que tiene una historia muy linda con mi papá porque resulta que a los 55 años falleció mi mamá y yo estaba estudiando teología en Córdoba. Cuando él queda solo, conmigo en el seminario, mi prima Josefina que estaba recién casada y tenían un nene de meses, le dijo a su esposo "mirá el tio está solo y yo quisiera ir a acompañarlo" así que fueron a hablar con papá que tenía un pequeño negocio en un barrio en las afueras del pueblo y se quedaron a vivir con él.-

Cuando fueron pasando los años, mi papá se fue enfermando con la edad y mi prima con su esposo a quien decíamos Caté, lo cuidaron como si hubiesen sido sus hijos... una recompensa humana de Dios para conmigo por haber seguido la vocación. Mis padres nunca estuvieron abandonados y eso fue para mí no sólo la confirmación de mi vocación sino una recompensa para conmigo.-

Cuando me ordené de sacerdote después de todas las enfermedades que tuve, fui al pueblo y nos reunimos unos 200 familiares, tanto mamá como papá tenían muchos hermanos, y solamente de Entre Ríos vino un colectivo para mi ordenación, emparentados con dos tíos que tenía allí y bueno, cuando estábamos en la cena yo dije entre otras cosas que "tengo que agradecer a Dios que me quitó dos hermanos, pero me dio otros dos" y hubo un aplauso rotundo en reconocimiento a Caté y a Josefina....

Cuando voy allá es como ir a mi casa, también en Buenos Aires, en Entre Ríos, Córdoba aquí en Cipolletti  tengo un primo que tiene tres hijos y por ejemplo cuando me enfermé tuve que ir a operarme de un desprendimiento de retina y fue en la casa de mi primo donde hice la recuperación, como si fuera otro hermano....

- R: A mi me parece Víctor que un solo programa con vos no nos va a alcanzar, pero no me sorprende que te reciban bien. Te voy a contar un cuentito corto de la vida "estaba una mujer sentada a la sombra de un árbol en el acceso a la ciudad, cuando aparece un caminante que le pregunta:
 -"¿cómo es la gente de esta ciudad? porque vengo con ánimo de radicarme..."                                                  
- ¿y cómo es la gente de su ciudad de origen? le contesta la mujer...
- "la verdad es que es muy odiosa, intolerante, envidiosa, egoísta, cerrada..."
- Aquí también, dijo la mujer...
Entonces el hombre, cabizbajo, se dirige igual a las puertas de la ciudad.-
Detrás de éste aparece otro que le dice.. "disculpe, pero vengo de otra ciudad y tengo ganas de radicarme en ésta ¿cómo es la gente?"
- y la mujer pregunta otra vez ¿como es la gente en su ciudad? - "La verdad es que somos gente amable,  servicial, tranquila y no violenta, tolerante, educada.." Mire qué casualidad forastero, aquí también...
Porque cada uno de nosotros hace a los demás, se adapta a los demás y sobre todo cuando llega a un lugar. Vos sos una persona que se hace querer enseguida así que por eso te sentís siempre como en tu casa, esa es la realidad....
- VA: Bueno serán dones de Dios, así que gracias a él se dan las cosas y entonces uno no puede enorgullecerse de eso... yo nunca dudo de la gente hasta que no me demuestren que merecen que se dude ¿ entendés ?.. pero no me parece un mérito mío.-

- R: ¿ Y cómo toman en tu casa  y en tu familia cuando contás que queres ser sacerdote ?
- VA: Yo primero entré en un colegio salesiano por providencia ¿ no es cierto ? el colegio León XIII de Capital Federal. Era un colegio de artes y oficios que teníamos entonces, algo así como un industrial de ahora , allí hice primer año y entré a formar parte del taller de Imprenta comenzando por conocer los tipos de imprenta y terminé el quinto grado estudiando y trabajando al mismo tiempo técnicamente en el taller, porque entonces era escuela y oficio al mismo tiempo.-

Allí tuve trato con un salesiano (no quiero pecar de orgulloso pero era un salesiano no otro religioso) un verdadero salesiano y me hizo encariñar con la vida de los salesianos, participar de un grupo joven y cuando terminamos el año el me preguntó ¿ no te gustaría seguir con nosotros ? y yo le dije que sí, que me gustaría pero que tenía que hablar con papá y mamá.-
Cuando fui en las vacaciónes a casa le conté a mamá lo que me había pasado y ella me dijo "bueno si vos realmente lo querés yo estoy de acuerdo" pero a papá no me animé a decírselo, porque si bien éramos dos hermanos yo era el más chico...

Cuando terminaron las vacaciónes en Marzo del año siguiente yo les dije que quería que me acompañen los dos al colegio, para que lo conozcan, que se yó.... con la idea de que aparezca el tema  pero allá. Papá y mamá me llevaron al colegio y cuando estuvimos allá se los presenté al Director y éste (que era el P. Domingo Martinez) les cayó muy bien, los conquistó y comentó hablándoles que yo le había dicho que quería ser sacerdote. Entonces papá no tuvo una respuesta segura pero dijo que "bueno si esa es su voluntad, su deseo, que siga"...

- R: ¿ En ningún momento te cuestionaron algo, te dijeron pensálo bien, fijate si te gusta otra cosa, yo no crié un hijo para sacerdote o algo así ?
- VA: No, no... nunca. Mi papá y solamente cuando yo ya era mayor y estaba enfermo por esa enfermedad que me obligó a esperar  18 años para ordenarme,  estando en San Nicolás salimos a caminar y me dice: "mirá has luchado tanto y no podés ordenarte, no podés ser sacerdote, volvéte conmigo a casa y trabajamos juntos, tranquilos..." fue lo único que me dijo, que me manifestó alguna vez....

- R: ¿ Y vos que pensás de lo que te preguntaba y que sucede a veces cuando en algún muchacho o persona grande surge la inquietud de la vocación ?
- VA: Desgraciadamente sucede y es por falta de cultura eclesial, de compromiso porque tal vez (y que me perdonen si a alguno le parece mal) es el reflejo del egoísmo, se piensa mas bien en el bien material del hijo o la familia y no en la gracia del llamado de Dios, de la invitación de Dios. Incluso hay quien elige una orden con esa óptica, que mi hijo sea sacerdote pero no pobre, que cambie el auto, en fin... horrores de concepto.-

El sacerdocio es un servicio, quien se entrega a la vocación del sacerdocio, a la vocación sacerdotal debe pensar que debe desprenderse de todos sus gustos, sus caprichos y estar al servicio de la comunidad, al servicio de los demás. No siempre lo podemos conseguir pero ese es el norte, el ideal y una vida de servicio creo que es digna de tenerse en cuenta.-

- R: Pero suena también como incoherente de parte de los padres porque generalmente se dicen católicos y en lugar de alegrarse por la entrega en una fe que dicen profesar, como que se les caen las fichas ¿ no ?
- VA: Muchas veces sucede eso sí, generalmente, pero es porque no se entiende el acto de  desprendimiento que exige el entregarse a una vida consagrada en el sacerdocio secular o de una congregación religiosa ¿ no es cierto ?

- R: Dialogamos antes con otros sacerdotes y pastores, porque creemos que el aspecto religioso y espiritual, también tuvo mucho que ver en el desarrollo de la ciudad y pretendimos intentar abarcar todos estos aspectos, pero en esta historia  ya estamos en el seminario ¿ cómo fue esa vida ?
- VA: Fue propia de un colegio salesiano, recibimos lo que nos decían nuestros mayores y que Domingo Savio aprendió de Don Bosco "nosotros hacemos consistir la santidad en estar siempre alegres" que es la tonalidad de los Colegios Salesianos, la alegría, el juego, el estudio y la responsabilidad, cada momento con la seriedad que le corresponde en su lugar. Naturalmente en el seminario teníamos todas las comodidades para estudiar (yo terminé septimo grado allí) y hacíamos al mismo tiempo los estudios habituales y el de latín que en aquel tiempo se estudiaba fuerte. Estamos en 1938 o 1939.-

Yo todavía mucho me acuerdo porque muchas cosas las leemos en latín, lo que no se hace tanto es hablarlo porque no es de nuestra mentalidad contemporánea pero favorece enormemente a todos los idiomas de origen latino, es fundamental y me parece que no deberían olvidarlo las universidades o los seminarios ¿ no ?

En el seminario los momentos que más me gustaban eran las academias que se hacían  y que eran de tipo religioso y folklórico, siempre con alegría y donde se representaba la zarzuela, se hacía teatro, porque era uno de los medios de diversion y evangelización.-

En aquella época no se conocía el cine y lo atractivo era preparar una función de teatro con mensajes morales, etc. y que llegaran sobre todo a los menos ilustrados....

- R: Tenés una historia personal que nos grafica muy bien dos cosas: la voluntad de Dios y la vocación de una persona. No son tantos quienes conocen que tardaste 18 años de impotencia, de dolor, de preguntas a veces sin respuestas, de ganas de largar, para poder ordenarte, luego de haber terminado todos los estudios correspondientes y debido a una enfermedad....
- VA: Yo termino mis estudios a fines de 1953 y recién me pude ordenar aquí en  Bariloche en 1971. Realmente te diría que Dios me acompañó en todo ese tiempo, de una forma muy especial porque se ve que quería que siguiera adelante y no fracasara en lo que él había proyectado. Esta enfermedad me apareció recién a los veinte años y la padecí durante otros veinte, hasta poco antes de mi ordenación en esta ciudad de Bariloche así que te digo y no me canso de decirlo, que yo he sentido el apoyo de Dios en mis hermanos, mis superiores y en la misma alegría de seguir luchando porque nunca sentí que se me cayeran los brazos y en esto quiero recordar a un sacerdote, al Padre Pedro Garnero un cordobés que en la época en que estaba enfermo era nuestro Inspector.-

Yo sufría una especie de epilepsia nerviosa, que me costaba mucho controlar y me parece que sobre todo porque notaba la vigilancia de mis superiores que esperaban mi cura, mi alta definitiva para poder ordenarme cosa que me pareció siempre muy lógica pero que te imaginarás lo que me hizo sufrir. Yo quería ser sacerdote y tenía esta barrera delante de mí que me lo impedía.-

En base a oración, oración, ruego y sacrificio, siempre estuve dispuesto a pelear para derrotarla y claro, en ese interín tuve de todo. A satanás encarnado a veces en quienes no me querían ordenar y a Dios en quienes me tuvieron paciencia y me ayudaron en los momentos más difíciles. Mi cercanía a Dios y a la Virgen, mi mamá fue esencial. Ella siempre me tuvo en cuenta y me acunó en sus brazos. Fue un tiempo muy largo y sin embargo lo recuerdo bien y sin reproches.-

Debería recordarme de muchos hermanos pero me viene a la mente Higinio Beratz y sobre todo el P. Pedro Garnero como te decía, porque él supo ser la luz que a veces uno necesita y no encuentra, no ve y en esos momentos fue la luz que de la mano de Dios me supo guiar, fue su instrumento.-

El me dijo "mirá vos te vas a estudiar teología sí o sí, a pesar de la enfermedad" y me acompañó durante todos los años que hizo falta y cuando llegó el momento en que tenía que tomar una decisión firme porque me decían "bueno no podés ser sacerdote, seguí como hermano coadjutor o volvete a casa", le mandé una cartita a Perú donde él estaba como Inspector contándole lo que me pasaba y pidiéndole que si fuera posible me llamara al Perú y me contestó con una cartita diciendo que no fuera porque el clima me iba a hacer mal.-

Y me mandaba una recomendación para la Inspectoría de la Patagonia y entonces, desde Rosario donde yo estaba me trasladé a la Patagonia, con el Padre Martín de Inspector y que me mandó por telegrama esta frase "veníte que te esperamos"...¿ viste qué fenómeno ?....

Entonces hablé con el Padre Inspector de allá y le dije: "mire he decidido irme..." y él primero me hizo un poco de problema diciéndome "bueno, pero primero hay que pedir permiso a Turín al rector mayor..." y le contesté que bueno, que mientras él le pedía permiso yo viajaba para Bahia Blanca. Fue así y cuando llegué a Bahía Blanca el Padre Martín estaba en Neuquén y yo, te digo la verdad, tenía muy poca idea de lo que era Bariloche, el Sur o la Patagonia y me dijeron "mirá el Inspector te espera en Neuquén..." así que tomé el colectivo y vine para este lado.-

Cuando llego al Colegio Don Bosco en Neuquén él estaba allí y me dice "ahhh, vení que ya tengo sacado el pasaje en avión para que te vayas a Bariloche..." Ja, Ja, Ja.... esto pasó en Marzo de 1961  así que con toda la sorpresa porque para mí era todo nuevo,  a este lugar no me lo había ni siquiera imaginado. Cuando llego al aeropuerto me esperaba un auto y en él nada más ni nada menos que el Padre Calixto Squincarioll

- R: ¡El Padre Calixto....! un verdadero personaje eh, poca gente te diría hoy que  si alguien encarnaba la imagen de un Obispo o de un Cardenal, inspirando tanto respeto y tanta admiración por su sabiduría y su humildad, era él sin dudas.....
- VA: Si, se murió después en un accidente en Comodoro Rivadavia donde también era muy querido. Yo coincido con vos en que debería haber sido y deben haber pensado en él para Obispo por lo menos, era un hombre muy carismático, muy especial y muy piadoso. El me recibió con mucha alegría, mucha calidez y afabilidad y me trajo al Centro, a la Capillita de la Inmaculada en su emplazamiento original  ¿ no ? donde hoy está el Colegio o mejor dicho entre el Colegio y el Gimnasio y a las casitas de madera donde vivían los salesianos, con su cocinita de madera, el despacho y todo lo que había al lado que creo que vos recordarás...

- R: Claro que sí y recuerdo donde jugábamos al futbol y donde esperábamos todos los equipos y sus integrantes en cada campeonato de futbol Domingo Savio, para ir a jugar a las diferentes canchas....
- VA: Y bien, entonces esa misma tarde creo nos fuimos al Cagliero donde me recibió el también fallecido padre Víctor Friedrich donde me quedé  y después de unos días el P. Friedrich me dice "bueno, algo tenés que hacer así que empezá a dar clases en primer grado por lo menos a los chicos mayores".-

En esa época  en el Cagliero había internados chicos que venían de El Bolsón, Jacobacci, Menucos, de la línea Sur en general y estaban internos. Tenían de 8 años para arriba pero muchas veces era desparejo porque en primero había hasta de 12, así que allí comencé mi tarea en este rincón de la Inspectoría.-

Recuerdo nombres a muchos de los cuales he vuelto a ver en otras circunstancias pero ya casi sin distinguirlos. Además enseguida me hice cargo también de cuarto grado y fue mi tarea hasta que el Cagliero pasó al Centro.-

- R: Yo si de algo me acuerdo del Cagliero es que hacía frío allí....
- VA: Si, siempre hizo frío, era una construcción muy grande y en aquella época todo era a leña y me acuerdo que tenía que corregir a la noche los cuadernos de los chicos, en mi pieza no había salamandra ni nada y yo me llevaba un calentador a querosene y lo ponía abajo allí entre los pies del escritorio.  Fueron tiempos bastante bravos porque la poca calefacción la usabamos a la noche en los dormitorios de los chicos y cuando se hizo a gasoil también la tuvimos que cuidar porque había que calentar el agua para los baños.-

El gasoil siempre fue caro y la verdad es que el Colegio nunca tuvo dinero suficiente. Teníamos 60 internos, de ellos 20 estaban becados porque sus familias eran muy necesitadas, otros 20 sólo abonaban media pensión que era lo que podían y con el resto nos manteníamos, porque teníamos que alimentarnos todos, calefaccionarnos todos y cuidar que no hubiera muchas goteras ¿ no ?

Con los chicos hacíamos excursiones que nunca olvidaré, generalmente a pié, con unas siete ascensiones al Cerro Lopez... hasta con chicos de primer grado fuimos hasta la olla y seguramente ellos se recordarán también.-

- R: Víctor... hay algo que distingue al religioso del secular y es el voto de pobreza....
- VA: Sí. En realidad nosotros como religiosos tenemos tres votos: castidad, pobreza y obediencia y ellos tienen promesa de celibato que conserva todo el sacerdocio occidental romano y promesa de obediencia al Obispo, con su propia administración para vivir.-

- R: ¿ Te costó mucho el cumplimiento de estos votos a lo largo de tu vida ?
- VA: ¡¡ Nooo !!... la verdad es que no. Muchas veces lo he dicho a la gente con la que uno habla o predicando y es en realidad lo más hermoso diría yo. Jesús les dijo a los apóstoles cuando Pedro le señaló "Señor ¿ y nosotros que lo hemos dejado todo qué recibiremos ?" y Jesús les respondió que "a Ustedes que lo han dejado todo por el reino, sepan que recibirán el ciento por uno en esta vida y luego la vida eterna".-

Yo puedo asegurar que he recibido en la vida religiosa el ciento por uno, porque encontré hermanos que me han querido, me quieren, me acompañan, me han procurado todas las cosas necesarias para la vida y nunca tuve nada en propiedad, que pudiera decir que era mío. Generalmente cuando la gente me ve me pregunta por mi auto y en realidad no es mío, es de la comunidad y así muchas otras cosas...

A veces parece lo contrario pero puedo asegurar que es así y así como en eso, sucede en todos los votos. No hay dudas que las cosas cuestan, la obediencia cuesta, el amor humano se hace sentir y la necesidad de tener en determinadas circunstancias, también pero la gracia, el amor de Dios nunca nos falta como para seguir adelante......

- R: Victor, tenés una vida rica en experiencias como para repetir este encuentro pero para finalizar comentame tu relación con la Vírgen María Auxiliadora, una advocación un poco demodé en estos días de tanta influencia ajena....
- VA: Te decía antes que siempre me apoyé mucho en la Virgen, en mi mamá, en nuestra mamá y sobre todo en nuestra advocación salesiana de María Auxiliadora cuya historia vos conocés, porque sos salesiano y para no detenerme mucho porque se nos acaba el tiempo, te voy a comentar algo que es muy fresco para mí porque me ocurrió recientemente en Cipolletti.

Había viajado para operarme los ojos, te conté que tengo primos que se habían ofrecido a cuidarme en el postoperatorio y te confieso que tenía miedo de perder la visión. Me avergüenza decirlo porque tal vez no debería ser así, pero yo no pude dejar de tener miedo incluso porque nunca me vi en la obligación de elegir ¡ válgame Dios ! pero me parece que perder la vista luego de haber observado tanto y estar tan acostumbrado a manejarse tanto tiempo de esta forma a uno lo debe inutilizar porque no sé si se tiene la posibilidad de aprender, en fin... realmente estaba asustado. Yo siempre me he encomendado a las manos de Dios y el cariño de María y antes, durante y después de la intervención, me encomendé a ella y su intercesión para que todo saliera bien.-

En esos momentos previos a la operación y mientras estuve vendado y quieto como me lo exigían, sentí vívidamente la presencia de María, dialogué con ella y escuché su consuelo. Allí pensé y diseñé un rosario distinto para ella, creo que te lo dí, poemas que tal vez escriba para ella y sé que estuvo a mi lado cuidando todos los detalles que concluyeron en que hoy te pueda seguir mirando a los ojos y observar tanta belleza de nuestros paisajes en este lugar que Dios nos entregó para que no sólo lo vivamos, sino lo cuidemos.....

Víctor cumplió en nuestro medio sus primeros 25 años de sacerdocio el 3 de Agosto de 1996 y en esa oportunidad Monseñor Ruben O. Frassia, Obispo de San Carlos de Bariloche lo señalaba en una misiva pública que leyó en oportunidad de la Homilía de su Misa en Acción de Gracias celebrada en la Iglesia Catedral que:

“Estamos en este tiempo celebrando los 25 años sacerdotales del P. Víctor. Toda celebración merece ser tenida en cuenta, pero requiere una particular atención este festejo.-

Primero porque los 25 años de un sacerdote son significativos en la comunidad y en la Iglesia. En segundo lugar, por la misma persona del Padre Víctor, por su modo de ser, por su manera de expresar el sacerdocio ministerial, por su presencia y por su disponibilidad. Quiero destacar su entusiasmo por su ser sacerdotal. Este entusiasmo es muy, pero muy importante. Pues ver a un sacerdote que trabaja con alegría, entusiasmo y amor, eso de por sí anima, entusiasma y alegra a los demás.-

Damos gracias al Señor, a la Iglesia y a toda su familia salesiana por estos primeros 25 años. El Señor, que no se deja vencer en generosidad, lo siga cuidando y fortaleciendo en esta tarea admirable y le conceda la fuerza de un fecundo ministerio sacerdotal. No olvidamos a su familia ya que siempre tiene que ver en la vida de un sacerdote. Y que la Virgen bajo la advocación Nuestra Señora María Auxiliadora y en nuestra diócesis, patrona Nuestra Señora de las Nieves, interceda ante su hijo para que este Hijo sacerdote lo siga haciendo presente entre sus hermanos. Querido Padre Víctor, gracias por tu testimonio y tu entrega. Dios te bendiga.... seguramente así lo hará y desde aquí, todos los demás vamos a esperar tu bendición”

Aprovechamos su venida en 2008, al cumplirse los primeros cien años de la Parroquia Inmaculada, para concluir un diálogo al que creímos que le faltaba algo.-

- R: Pruebas a lo largo de toda tu vida para ejercer un sacerdocio que en realidad nos enorgullece a todos, han sido varias pero quiero volver sobre una de las más difíciles para vos, una de las últimas donde debieron internarte en Cipolletti ¿podemos hablar de eso?
- VA: Si, se me produjo una ruptura de retina y por suerte el Dr. Navarro que era el que me atendía, me mandó en seguida a Cipolletti para que me pudieran operar allá. Acá no había elementos en ese momento. Fui, me encontré con mis primos que fueron quienes me llevaron al Sanatorio donde estaba el Dr. recomendado, un ex alumno de mi prima y al otro día, enseguida, me operaron y debí estar una semana sentado en un sillón sin poder hacer ningún movimiento, tratando de estar quieto porque la retina debía pegarse otra vez. Fue una operación seria, dependía mi vista y tuve la idea de aprovechar el tiempo. Se me ocurrió hacer un Rosario para cada día de la semana….

- R: Vos llegás a esa situación al darte cuenta que perdías la vista de manera acelerada ¿no?
- VA: Por supuesto, el otro ojo ya lo tenía enfermo y lo tengo todavía, casi no veo y si la retina no pegaba me quedaba a media vista del derecho.-

- R: Toda una prueba personal y recurriste entonces… a mamá….
- VA: Por supuesto… ja ja La Virgen me acompañó, me Auxilió y me hizo encontrar a estos dos primos que no sólo me asistieron sino me acompañaron con todo el corazón. Dicho sea de paso, tuvieron un accidente en 2006 y se mataron los dos… que Dios los tenga en la gloria.-
De allí que estuve rezando ese rosario siempre y volví prácticamente curado. Volví una vez a hacerme unos rayos laser y ya al regreso volví a trabajar como antes….

- R: Volviste a Bariloche cuando la Congregación procedía a la re-significación del carisma y hacía que se abandonara casi todo lo que los caracterizaba históricamente en Bariloche y se trasladaran al Frutillar. Te tocó inaugurar esas instalaciones, estar ahí…
- VA: Si, justo en esa época andaba bastante mal con mi arritmia pero me encontré, gracias a Dios, con médicos que me ayudaron mucho. Fuimos a San Cayetano y tratamos de hacer dos piezas más para tener donde dormir y después a luchar con las patotas que molestaban en las puertas de la Capilla, en fin… Fuimos con el P. Ricardo, Angelito Tissot y yo y estuve cuatro años ayudando en la lucha.-

- R: Después Dios en su generosidad te sacó de allí, porque tu salud sufría mucho….
- VA: Si, me dijeron que un clima más benigno me ayudaría mucho y el P. Inspector me trasladó a Regina. Estuve dos años allí, mejoré muchísimo porque tuve un médico que me acompañaba y luego me mandaron a Alta Gracia, porque allí había muy cerca muy buenos médicos que me podían acompañar y aquí estoy…. Gracias a Dios todavía de pié y agradeciéndole el don que me había dado, porque jamás pensé que podía llegar a los 83 años…
  
- R: Me gustaría poder acercarle una bendición tuya a este Bariloche tan complejo, con tanta gente buena y llevarles esa sabiduría de palabra que tuviste siempre, con esa sencillez de corazón que tenés….
- VA: ¿Y qué podemos decirle?.. Realmente estoy contento de haber estado en Bariloche tanto tiempo, porque la gente ha sido muy amorosa para conmigo ¿te das cuenta? Y ojalá que el Señor los siga bendiciendo y bendiciendo a sus hijos para que no caigan en la vorágine del tiempo que estamos viviendo y tratemos de seguir juntos rezándole a nuestra Señora Inmaculada, la Auxiliadora y también a San Juan Bosco que trajo hasta aquí a sus salesianos ¿no es cierto? Que Dios los bendiga a todos y muchas gracias….

Tuve la suerte y la extendí a mi Señora y mis hijos, de conocerlo y ser amigo de quien sin dudas será santo. Su inmensa bondad satisfará todas y cada de las peticiónes de ayuda que se le hagan, estoy seguro. Victor fue una verdadera bendición.... (ROSL: 15-01-2014 - 13.01 hs)

(*) La Nota corresponde a un capítulo del libro "Retratos" que surgió del programa radial del mismo nombre, conducido por Roberto Sosa Lukman y que se difundió en el año 2000 en la entonces FM Cordillera 107.3 y ganara un Premio Santa Clara de Asis y un Faro de Oro Mar del Plata de ese año, por su calidad cultural e informativa. El citado Libro, con otros testimonios de personajes reconocidos en la ciudad la mayoría de los cuales nos ha abandonado en esta vida,  está listo y aguarda ser impreso.-

Comentarios (6)
  • Julio crespo  - Un gran predicador
    UN GRAN PREDICADOR: Conoci al padre Amartino aca en nuestro barrio el Frutillar y era una persona llena de fe y buena consejera, siendo un vecino común varias veces el nos visitó solamente para saber como estabamos y acompañarnos, junto al padre Pepe ayudaron a muchos vecinos cuando vivir aca era muy dificil ... Que el señor tenga a su lado a este gran curita. JULIO CRESPO S/ FALLECIMIENTO DEL P. VICTOR AMATINO
  • Cicardo Caminoa  - Quien puede olvidar al Padre Amartino
    QUIEN PUEDE OLVIDAR AL PADRE AMARTINO: Una semblanza sobre el, solo el recuerdo cuando se anudaba la sotana para jugar al fútbol con nosotros, ¡las patadas que nos daba!!!! jajaja. Un lindo recuerdo de nuestra niñez de la cual formo parte. RICARDO S/FALLECIO EL P. AMARTINO
  • Alberto Camiroengui
    UN CARIÑOSO RECUERDO Y AGRADECIMIENTO: Al P. Amartino lo conocí no por mi cercanía a la Iglesia, sino por el fallecimiento de mi madre. Cuando tuvimos que buscar un sacerdote que hiciera un responso el dia lunes, nos hablaron de jurisdicciónes, en ellas no nos atendian el teléfono o había que dejar mensaje... en fin. Una prima me sugirió ir al Colegio Don Bosco y allí tocamos el timbre y cuando explicamos apareció este hombre delgado, ya mayor, de aspecto muy sencillo sino pobre y con una sonrisa y una bonhomía que nos conquistó antes de hablar. Cuando le explicamos la situación lo único que nos pidió fue que lo llevemos y traigamos pues estaba roto su renault 12 me acuerdo. Y gracias a él hicimos el responso que mi madre hubiera querido, pero debo reconocer que también gracias a el, hicimos la diferencia con una Iglesia a la que pertenezco pero no practico, pero también discrimino que no todo es lo mismo, ni todos son iguales. El hacía la diferencia y ojalá que desde el cielo traiga una enorme mayoría como él y no como otros. Nunca me olvidaré del P. Victor Amartino. Gracias ALBERTO S/ FALLECIO EL P. AMARTINO
  • Mons. Rubén Oscar Frassia  - Un gran hombre, un gran sacerdote
    UN GRAN HOMBRE, UN GRAN SACERDOTE: Realmente el haber tenido la oportunidad de conocer al Padre Victor, siempre me ha llamado la atención, por ser un hombre humilde, hombre de oración, de disponibilidad y de caridad. Siempre estaba dispuesto. Siempre hizo de puente, ante las posibles dificultades. Además era un hombre obediente. Lo se por experiencia. Me ha admirado su total entrega. Creo que debemos estar agradecidos al Señor, por habernos dado este sacerdote de muy buen ejemplo, en todo. Era limitado, por su poca vista, incluso además porque siempre se tenía como el último. Qué buen ejemplo nos deja el querido P. Victor Amartino. Agradezco al Señor que nos lo haya prestado. Un buen sacerdote. Un buen hombre salesiano. Será bueno que todos podamos guardar en nuestro corazón, y ser agradecidos por tan gran ejemplo. Y que lo podamos imitar, en nuestra entrega al Señor, a la Virgen, a la amada Iglesia y a cada persona, que siempre estaba indentificado. Rezaré por él. Ofreceré la misa que estoy por celebrar esta tarde y por la Comunidad de los padres salesianos y por la Comunidad de la Diócesis de San Carlos de Bariloche, para que el Señor les retribuya en abundantes y santas vocaciones para la iglesia y para la santificación de la misma comunidad. Los bendigo de corazón, desde lejos, pero jamás me olvido de Ustedes. 22 de enero, memoria de Laura Vicuña. MONS. RUBEN O. FRASSIA -Obipo de Avellaneda-Lanus S/ FALLECIO EL P. VICOR AMARTINO
  • jaime aburto  - un discipulo de verdad
    UN DISCIPULO DE VERDAD: Me he quedado sorprendido con la muerte del padre Amartino, un hombre que estuvo siempre en mi camino de Fé tanto con mi mamá y mi familia. He llorado mucho su ida de este mundo. Mientras estuvo en Bariloche siempre nos juntabamos en la parroquia del frutillar tomabamos mate, le ayudaba en la huerta, charlábamos mucho sobre los jovenes. Me acuerdo que una noche me quede a dormir en la parroquia porque el padre Ricardo habia viajado. Esa noche fue terrible con las patotas, nunca lo voy a olvidar fue un segundo padre para mi, me acuerdo que estaba muy contento cuando me fui al aspirantado salesiano y gracias a el soy un buen padre de familia, con sus consejos en mi vida como cristiano. Que Dios y la Virgen lo tengan en la gloria siempre. Adiós, te llevaré siempre en mi corazon. JAIME S/ FALLECIÓ EL P. VICTOR AMARTINO. (N DE LA R: JAIME. si de algo no tenemos dudas es que está junto a Dios y a la Virgen. Si alguien no necesitaba chequeos ni condición alguna para ello.. era él)
  • Liliana Garcia  - Un verdadero predicador misionero
    UN VERDADERO PREDICADOR MISIONERO: Conocí al padre Victor en el Colegio Cardenal Cagliero de Stroeder, pcia de Buenos Aires. Nos llevó a un grupo de 4 alumnos a misionar a Trevellin, en el año 1982, me sorprendió verlo en acción predicar la palabra de Dios. En esos momentos había otras órdenes religiosas en el lugar, entre las montañas que continuamente buscaban mostrar las diferencias entre los credos y él muy vigorosamente les dijo" caracoles, busquemos lo que nos une, no, lo que nos separa". Siempre voy a llevar esa frase conmigo. Un buen pastor. Al año siguiente trabajamos duro para poder volver, esta vez éramos 15 jóvenes, una mamá y el padre Victor. Inolvidable experiencia. Viví lo mejor de la fe, con su humildad tan característica, sin estructuras, sin protocolos, Dios estaba ahí con nosotros. Qepd Padre Victor. Amen LILIANA S/ FALLECIO EL P. VICTOR AMARTINO
Escribir comentario
Your Contact Details:
Comentarios:
Security
Por favor introduce el código anti-spam que puedes leer en la imagen.

Información Útil

Quíenes somos?

Gracias a los televidentes de El Catalejo Te Ve que nos insistieron en intentarlo, a la previsión de haber adquirido la dirección web en 2002 y a mantenerla desde entonces, iniciamos un 9 de Abril de 2010 un nuevo emprendimiento periodístico, festejando los CINCO años de vida de EL CATALEJO TE VE, un programa que Bariloche necesitaba porque lo que hubo en los últimos años no satisfizo. Depositamos en este digital un sinnúmero de esperanzas y aspiraciones, siempre con la idea de contribuir a brindar más Libertad de Expresión, más Democracia, más Valores y también una Férrea defensa del Sistema Democrático. Podrán participar todos quienes se manejen con el debito respeto, lenguaje y consideración y honestamente, intentaremos ser lo más objetivos dentro de nuestra obvia subjetividad. Permitimos reproducir la información citándo la fuente.

Roberto Sosa Lukman, Periodista, Martillero Público Nacional, Profesor de Cs Sociales, Editor de www.barilochedigital.com y Conductor y Productor de EL CATALEJO Te Ve, Programa de Periodismo Político que se difunde simultáneamente en ambos Video-cables de San Carlos de Bariloche desde el primer jueves de Febrero de 2006. Bartolome Mitre 125 - Of. 122 / sosalukman@gmail.com - San Carlos de Bariloche, Provincia de Rio Negro, República Argentina.-

Bariloche Digital Actualidad Noticias FALLECIO EL P. VICTOR AMARTINO