Una inflación persistente que parece que a nadie preocupa

Correo electrónico Imprimir PDF
Share

Son muchos los comentarios recibidos en El Catalejo Tv y este medio, haciendo referencia a la incesante, galopante, inflación que se registra en nuestro medio y obviamente sin dejar de percibir que se registra a lo largo de todo el país.-

 

Para abundar, comentamos siempre en el programa que cuando lo iniciamos en Febrero de 2006, el costo de un paquete de café de 1/2 Kg de marca conocida (La Morenita bah) que habíamos tomado como referencia entre otros nueve productos (cuyos valores perdimos en el tiempo) costaba $ 2.14 al público en supermercados, hoy cuesta ¡¡ $ 25 !!-

Sin desconocer que el rumbo económico elegido por el Gobierno Nacional ha sido el de crecer con inflación y que además le ha dado buenos resultados por lo menos en el gobierno de Nestor Kirchner y el anterior de Cristina, no deja de ser un tema de enorme preocupación sobre todo en los hogares menos favorecidos. Obvia y casualmente siempre son esos sectores los más castigados, más allá del discurso, por el incremento en el costo de vida.-

El termómetro natural y casero de esta realidad, lo percibe cualquiera que se dirija a un Supermercado donde haciendo las compras más o menos habituales, sin salir del contexto que podría provocar una celebración, un festejo o un pequeño gusto personal, cualquiera repetimos, se da cuenta que el gasto es cada vez mayor. Incesantemente cada vez mayor.

Como contrapartida sólo conocemos desde los medios oficialistas, para no citar aquellos que por caratularse de opositores o monopólicos pareciera que mienten por mentir y citando sólo los oficialistas reitero, nos enteramos que el impresentable secretario Moreno anuncia ofertas inexistentes, cierre de importaciónes que no producimos o producimos mal, quitas de subsidios a la producción y mantención de subsidios improductivos, en fin... 

Ausencia de productos en muchos órdenes por un lado y ninguna medida que permita suponer algún tipo de control efectivo de materias primas y productos básicos que impidan la escalada de precios o brinden alguna alternativa ya que las marcas de segunda línea también han escapado al presupuesto familiar.-

Es más que evidente que todo esto provocará más amlhumor y mayores reclamos de aumentos en los salarios por parte de todos los sindicatos y a su vez la retracción en la oferta de empleo sobre todo en la pequeña y mediana empresa. Sin embargo pareciera que nadie lo ve, que nadie está preocupado por ello... y por su resultado ¿no? (ROSL 26-3-2012 - 09 hs.)

Comentarios (0)
Escribir comentario
Your Contact Details:
Comentarios:
Security
Por favor introduce el código anti-spam que puedes leer en la imagen.

Información Útil

Quíenes somos?

Gracias a los televidentes de El Catalejo Te Ve que nos insistieron en intentarlo, a la previsión de haber adquirido la dirección web en 2002 y a mantenerla desde entonces, iniciamos un 9 de Abril de 2010 un nuevo emprendimiento periodístico, festejando los CINCO años de vida de EL CATALEJO TE VE, un programa que Bariloche necesitaba porque lo que hubo en los últimos años no satisfizo. Depositamos en este digital un sinnúmero de esperanzas y aspiraciones, siempre con la idea de contribuir a brindar más Libertad de Expresión, más Democracia, más Valores y también una Férrea defensa del Sistema Democrático. Podrán participar todos quienes se manejen con el debito respeto, lenguaje y consideración y honestamente, intentaremos ser lo más objetivos dentro de nuestra obvia subjetividad. Permitimos reproducir la información citándo la fuente.

Roberto Sosa Lukman, Periodista, Martillero Público Nacional, Profesor de Cs Sociales, Editor de www.barilochedigital.com y Conductor y Productor de EL CATALEJO Te Ve, Programa de Periodismo Político que se difunde simultáneamente en ambos Video-cables de San Carlos de Bariloche desde el primer jueves de Febrero de 2006. Bartolome Mitre 125 - Of. 122 / sosalukman@gmail.com - San Carlos de Bariloche, Provincia de Rio Negro, República Argentina.-

Bariloche Digital Política Una inflación persistente que parece que a nadie preocupa